Verdades y falacias acerca del suicido.

Por José Miguel Ferrer

Psicólogo Centro de Psicología oliva

www.psicologia-oliva.es

¿Se suicidan más hombres que mujeres? ¿qué grupos de edad son los más afectados? ¿Debemos hablar del suicidio?


Ya sea por temor o desconocimiento hablar del suicidio nunca parece ser tarea sencilla. En este artículo vamos a recoger diversos datos de interés general para los profesionales y la población en general en prevención de este fenómeno



Las cuestiones planteadas en la introducción de este artículo, junto a muchas otras, fueron analizadas en el último informe de la Organización Mundial de la Salud, titulado Suicide worldwide in 2019. En dicho informe se analizan datos en todo el mundo sobre este problema de salud pública

Según la información recogida, en el año 2019, se suicidaron 700.000 personas lo que equivale a 1 de cada 100 muertes en el mundo se producen por esta causa. Se trata de cifras que están por encima de otras muertes causadas por otras causas como el VIH, el paludismo o el cáncer de mama.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud, ha indicado que, independientemente de las cifras, «cada muerte es una tragedia. Prestar atención al suicidio es incluso más importante ahora, después de muchos meses inmersos en la pandemia de la COVID-19 y cuando muchos de los factores de riesgo del suicidio –pérdida de empleo, apuros económicos y aislamiento social– siguen estando muy presentes”.

El el mencionado informe se especifica el grupo de edad de jóvenes entre los 15 y 29 años como el más vulnerable siendo una de las principales causas de muerte. En cuanto al seño señalar que el suicidio en varones supera en más del doble al de las mujeres (12,6 por 100.000 hombres frente a 5,4 por 100.000 mujeres). Además, se observa que los fallecimientos en hombres por suicidio son más elevados en los países de ingresos altos, mientras que los de las mujeres son más comunes en los países de ingresos medios.

En cuanto a los numerosos mitos existentes acerca del suicidio señalar los más frecuentes. El primero de ellos hace referencia a qué hablar sobre el suicidio puede interpretarse como un estímulo. Se trata de una creencia totalmente falsa. Según indica la OMS, debido a la estigmatización existente sobre este tema las personas evitan hablarlo abiertamente. Hablar abiertamente puede dar a una persona otras opciones o tiempo para reflexionar sobre su decisión, previniendo así el suicidio.

Otro mito es el pensar que quienes hablan del suicidio realmente quieren llamar la atención y no lo harán. Esto no es cierto. Es más, en la mayoría de los casos se han predicho signos de advertencia verbal o conductual en este sentido.

Finalmente, otro mito extendido hace referencia a que se trata de un problema que únicamente afecta a personas con claros signos de problemas mentales. Esto es rotundamente falso. El comportamiento suicida indica una infelicidad profunda, pero no necesariamente un trastorno mental. Muchas personas que viven con trastornos mentales no son afectadas por el comportamiento suicida, y no todas las personas que se quitan la vida tienen un trastorno mental.



Posts Destacados
Posts Recientes
Buscar por etiquetas
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic